La segunda reforma - Semanario Brecha
Edición 1931 Suscriptores
Las dos caras de la «transformación educativa»

La segunda reforma

No hay una reforma: hay dos. Una es la que se promueve por la televisión, por la radio, la que defiende Robert Silva, incluso al precio de demostrarse competente para seguir el ritmo de Bola 8 en Casavalle. Sin embargo, una segunda reforma se divisa en el horizonte. Parece consistir en llenar –a como dé lugar– los espacios en blanco de un formulario diseñado por el Ministerio de Educación y Cultura, que afecta principalmente la formación docente. Es bastante probable que la suma de ambas, al fin y al cabo, dé cero.

Pablo da Silveira, ministro de Educación y Cultura. HÉCTOR PIASTRI

Los cambios que las autoridades de la educación se proponen llevar a cabo en la educación primaria y la media son módicos. Buscan pisar el menor número de callos posibles –según comentó a Brecha el magíster en Políticas Educativas y exdirector de Planeamiento Educativo Antonio Romano–, «intentando no cometer algunos de los errores de Germán Rama».

Repasemos. Según el documento Educación Básica Integrada. Plan de Estudios, quienes salgan de la escuela seguirán encontrándose con una docena de profesores, la educación obligatoria seguirá comenzando a los 4 años, continuará los primeros ocho años a cargo de la Dirección de Educación Inicial y Primaria y los tres años siguientes permanecerá en la órbita de Secundaria o de Educación Técnica, según se elija. El 1.er año de Ciclo Básico tenía ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Aportes para pensar las prácticas universitarias en el medio

Transformarse para conocer

Edición 1986 Suscriptores
Una crónica desde la Unidad 4

Paz trans

Anuario 2023 Suscriptores
La ANEP firmó un nuevo convenio que beneficia a una institución privada

En reiteración real

Edición 1975 Suscriptores
Las acreditaciones del ministro Pablo da Silveira

M’hijo el dotor (colombiano)

A propósito de unas declaraciones polémicas del ministro Da Silveira

Contra el «peptonismo pedagógico»