La triple alianza – Brecha digital
En Salto las gremiales del agro apoyan el No y recibieron a Heber; el Sí apuesta al puerta a puerta

La triple alianza

En Salto las gremiales empresariales más importantes explicitaron su apoyo al No en el referéndum contra la LUC. Esta semana la Asociación Agropecuaria de Salto recibió, con gran eco mediático, al ministro del Interior y a la plana mayor de la Policía. Mientras tanto, el Sí apuesta al despliegue territorial y organiza un festival masivo para el próximo sábado.

Campaña por el SI en la ciudad de Salto Edgardo Ebert Smith

«¿Qué lista es?» y «¿qué se vota?» son preguntas frecuentes que reciben los militantes que salen por los barrios de Salto a captar votos de cara al referéndum del 27 de marzo. En sintonía con lo que indican las encuestas a nivel nacional, en el departamento del norte el escenario sobre la impugnación de 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) es incierto. El Sí y el No redoblan sus esfuerzos en el tramo final de la campaña, en un terreno árido para la coalición multicolor –que no logró cerrar filas en la última elección departamental– y que se erige como el único bastión donde el Frente Amplio (FA) logró mantener el gobierno fuera de Montevideo y Canelones.

Los apoyos orgánicos a cada una de las campañas evidencian un corte de clase bien marcado. Mientras buena parte de la actividad del Sí recae en las organizaciones sindicales, el No ha sumado el apoyo de dos importantes gremiales empresariales del departamento. Una de ellas es la Asociación Agropecuaria de Salto (AAS), integrante de la Federación Rural del Uruguay (FRU), que en el contexto nacional ha hecho público su apoyo al No (la actual presidenta de la FRU, Mónica Silva, viene de presidir la AAS). El miércoles 16, el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, aterrizó en Salto, en un vuelo oficial, y fue recibido en el local de la AAS junto con el director nacional de la Policía, Diego Fernández, y el jefe de Policía departamental, Carlos Ayuto. La visita –que tuvo como presentador a un uniformado, ayudante del jefe local– se enmarcó en la donación de un dron por parte de la AAS para ser usado por la Brigada de Seguridad Rural de Salto.

«Nosotros precisamos herramientas y esta es una. Hay otras herramientas jurídicas y no queremos mezclar los tantos, pero ahora están para resolverse y el mismo pueblo resolverá», deslizó Heber en una conferencia de prensa, en una referencia obvia a la LUC, para luego explayarse sobre la ampliación de los alcances de la legítima defensa. Entre los presentes a los que el ministro saludó estuvo la presidenta del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS), gremial que agrupa a empresas locales de esos rubros. La semana pasada, el CCIS se pronunció a favor del No. En un comunicado, señaló que los artículos impugnados «impactan positivamente en toda la población» y se alinean con «intereses directos de este gremio». La gira salteña de Heber también incluyó una visita a la cárcel de Salto, donde se inauguraron 60 nuevas plazas, en una unidad que tiene actualmente capacidad para 170 personas pero aloja a 624.

A Heber lo precedió, dos días antes, el senador Jorge Gandini, que dio un discurso para «convencidos» en la sede del Partido Nacional (PN), a los que buscó instruir en la captación de indecisos. La semana anterior había estado el ministro de Defensa, Javier García, en tanto este viernes llegará el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado. Por el lado del Partido Colorado (PC), el fin de semana hubo un acto del senador Germán Coutinho, cuyo liderazgo departamental enfrenta serios desafíos en la interna y el éxodo de varios dirigentes.

EL CUERO EN LA ESTACA

Recientemente el intendente frenteamplista Andrés Lima anunció el traspaso al FA de «30 o 40 dirigentes» colorados del sector de Coutinho, en el que la campaña para derogar parte de la LUC fue determinante (La Diaria, 28-II-22). Respecto de este influjo colorado, la presidenta del PIT-CNT en Salto, Romina Espinosa, entiende que «todo suma, en la medida en que nos permite llegar a lugares donde la gente quizás no tiene muy claro que esta no es una campaña del FA, sino que el FA es una organización más dentro del conjunto de organizaciones sociales que estamos llevando adelante el referéndum».

Espinosa dijo a Brecha que la campaña rosada está «enfocada en las barriadas y las conversaciones con los vecinos». Si bien la llegada de referentes nacionales es constante (en este tramo final vendrán el senador Oscar Andrade, el director del Banco de Previsión Social por los trabajadores, Ramón Ruiz, y el secretario de Interior de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay, Martín Ford), la dirigente sindical hace hincapié en el despliegue territorial llevado adelante «de lunes a lunes» por los militantes. Aunque destaca que han tenido «muy buena recepción» por los barrios y pueblos del interior del departamento, la dirigente sindical ha constatado que «hay mucho desconocimiento de parte de la gente sobre qué es lo que se vota el 27 y sobre el carácter obligatorio de la elección».

El sábado 19 la campaña del Sí tendrá su último evento masivo, en el que actuarán la murga Metele Que Son Pasteles, Fabricio Panki Breventano –el salteño ex Cuarteto Ricacosa– y una murga local. El evento será precedido por una «caminata rosada». Además de implicar una demostración de fuerzas típica de los últimos días de una campaña, según Espinosa esta instancia será también «una forma de agasajar a la militancia, que está dejando el cuero en la estaca todos los días».

PANORAMA DEL LITORAL

Para caracterizar el desarrollo de la campaña en el litoral norte del país, Brecha dialogó con el politólogo Ernesto Nieto, de Ágora Consultores, que realiza sus estudios en el interior. Nieto ve un escenario de «dispersión» tanto a nivel de los ejes temáticos y los énfasis puestos en cada departamento como en las estrategias de comunicación, en buena medida como consecuencia de la diversidad de temas y la multiplicidad de artículos impugnados. Esta dispersión también se da en el ámbito de la difusión de propaganda en la vía pública. Por ejemplo, el politólogo observa que al recorrer los distintos departamentos se ve mucha cartelería del No con números de listas de distintos sectores, especialmente del PN. En Paysandú incluso puede verse un gran cartel publicitario del No, sobre la avenida de ingreso a la ciudad, que lleva el nombre de un edil nacionalista.

Para el analista, a pesar de que hay una afluencia al litoral de dirigentes nacionales, el mayor desarrollo de la campaña lo están teniendo las dirigencias y las estructuras de trabajo locales: «La dirigencia local está pensando no solo en el resultado del referéndum, sino en cómo queda el escenario político de su departamento para dentro de dos y tres años, especialmente allí donde la competencia es más fuerte. Está muy claro que Salto y Paysandú, en ese orden, tienen campañas más intensas, tanto para el Sí como para el No, que Artigas y Río Negro». En este sentido, el politólogo destacó la importancia de Salto como única intendencia frenteamplista fuera de la zona metropolitana, al tiempo que señaló la relevancia de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande como «una especie de bastión donde ocupan lugares de importancia dirigentes de la coalición multicolor» (véase «Repartos en la represa», Brecha, 5-II-21). Algo similar sucede, de acuerdo a su relato, en Paysandú –donde viene dándose una alternancia entre el PN y el FA, que se disputan el gobierno departamental– con la Comisión Administradora del Río Uruguay.

Un fenómeno «novedoso» comentado por el politólogo es la abundancia de debates que se ha dado a través de radios y canales de televisión locales entre ediles, diputados, directores de intendencias, sindicalistas, entre otros. Por otra parte, la consultora Ágora detectó en mediciones de enero que en el litoral del país un 13 por ciento de los encuestados aún desconocía que habría un referéndum. Más acá en el tiempo, ha realizado sondeos de intención de voto para clientes privados que «no han mostrado interés en difundir los resultados». De todas formas, a contrapelo de lo que sucede habitualmente en las instancias electorales, los indecisos aumentan con la proximidad de la fecha de votación, narró Nieto. El escenario, a poco más de una semana de la elección, sigue siendo abierto e incierto.

Artículos relacionados

Edición 1913 Suscriptores
Estrés en la coalición por imprevisión de directores de la ANV

Vértigo

La política después del 27 de marzo

Los trajes babosos

La campaña rosada y celeste a favor del Si y del No en imágenes de los fotógrafos de Brecha.

Referendum

Política Suscriptores
Termina la campaña sobre la Ley de Urgente Consideración

El juego y lo que está en juego

Edición 1896 Suscriptores
El referéndum: aprontes finales y batallas culturales

Campos bien definidos