Las vueltas del camino - Semanario Brecha
Edición 1428 Suscriptores

Las vueltas del camino

“Nací en la cárcel de Cabildo porque mi madre estaba procesada; todavía está. A los 2 años me tuve que ir porque me dieron a una familia. Pero en vez de quedarme ahí me llevaron a una casa, y después a otra familia y a otra. Mientras pasaba por esos lugares me judiaban; la cicatriz que tengo en la cara me la hicieron con un clavo, tengo quemaduras de cigarro y me sacaron los dientes de adelante con un alambre caliente. Al cumplir los 3 años me adoptó una familia y estuve con ellos hasta los 16. La vida a lo primero estuvo bien. Llegué al liceo y me iba re bien, pero esa familia me pedía que abandonara, que iba a repetir el año. Cuando pasé a segundo empezaron más complicaciones: no me dejaban salir de la casa, me rompían la boletera, me escondían la mochila, siempre me amenazaban con el l...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar