Llegaron para quedarse - Brecha digital
Mundo Suscriptores
La extrema derecha avanza en las elecciones suecas.

Llegaron para quedarse

Los únicos ganadores de las elecciones suecas fueron los Demócratas de Suecia, hoy la tercera formación política. Sus vínculos con el neonazismo no han ahuyentado a un electorado desencantado con la socialdemocracia y desconcertado por décadas de recortes del Estado de bienestar.

Una simpatizante de los Demócratas de Suecia porta un cartel con una foto del líder del partido, Jimmie Åkesson, que dice: “Quien quiera venir a Suecia tendrá que encargarse de hacerse sueco, carajo” / Foto: Afp, Jonathn Nackstrand

La historia sueca del racismo institucionalizado es poco halagadora. Si bien los emprendimientos imperialistas suecos palidecen en comparación con los de las viejas potencias imperiales europeas, el pequeño país nórdico participó en el comercio mundial de esclavos entre los siglos XVII y XIX, y contó en su momento con una pequeña colonia en Norteamérica, Nueva Suecia (en lo que hoy es Delaware), y con otra en la isla caribeña San Bartolomé. Durante la Segunda Guerra Mundial, el país que suele jactarse de no haber estado en guerra en más de siglo y medio habilitó el uso de su sistema ferroviario para que las tropas de Hitler pudiesen invadir la vecina Noruega. En esa época la ideología nazi despertaba mucho interés y aprecio entre la burguesía y la aristocracia suecas, incluso en el propio ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1928 Suscriptores
La impresionante resiliencia social del bolsonarismo

Una nueva cultura

Estados Unidos: el lobby «libertario» de los Koch

Mecenas de la política

Edición 1924 Suscriptores
Salto adelante del bolsonarismo en Brasil

Comprender o condenar

Las extremas derechas y las redes virtuales

Like es la cultura

Edición 1922 Suscriptores
El avance electoral de la ultraderecha sueca

Hasta la victoria siempre