Llorar y después enterrar – Brecha digital
Edición 1429 Suscriptores

Llorar y después enterrar

“Escandinavia” No es reto fácil para un actor enfrentar un monólogo, aunque la soledad de la escena posea también su seducción. Tal vez impulsado por esa fascinación, el director argentino Rubén Szuchmacher eligió volver a las tablas en su rol de actor, después de diez años. En Escandinavia (unipersonal escrito por Lautaro Vilo, especialmente para Szuchmacher y dirigido por ambos) todo nos refiere a un “lugar”: un sitio geográfico mencionado como nombre de una novela y asociado al clima frío del Norte. La sorpresa –que atraviesa toda la obra– se instala desde el comienzo del discurso del protagonista, cuando se descubre que el contexto frío al que refiere el título es un velorio, el de su compañero de vida. Los actores en la escena se conectan a la vida, y Szuchmacher (quien perdió a mu...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Gladys Castelvecchi en su centenario

Ejercicios de rabdomancia

Críticas Suscriptores
Teatro. Se despide el campeón

Decir adiós

Cultura Suscriptores
Pablo Milanés (1943-2022)

Todas sus vidas

Mundo Suscriptores
Hebe de Bonafini (1928-2022)

Polémica, arbitraria e imprescindible