“Los bancos son los nuevos señores feudales” - Semanario Brecha
Edición 1526 Suscriptores

“Los bancos son los nuevos señores feudales”

Este ingeniero de sistemas lleva tiempo comprometido en una guerra particular contra uno de los bancos más antiguos y poderosos del mundo, el Hsbc, en el que trabajó más de siete años. Su objetivo ha sido poner al descubierto el papel del banco en las operaciones de evasión de impuestos de las grandes empresas a través de los paraísos fiscales.

Foto: AFP, Kenzo Tribouillard

Poco a poco Hervé Falciani ha ido cerrando el círculo de sus indagaciones y ahora concentra sus energías en lograr una nueva ley que proteja a los “whistleblowers”, las personas que hacen sonar la alarma o denuncian las ilegalidades que se han producido en un banco, una empresa o la administración pública.

Esta entrevista fue realizada en París pocas semanas antes de que una investigación periodística internacional sobre los datos de la llamada “Lista Falciani” sacara a la luz la implicación de empresarios como el fallecido banquero Emilio Botín, deportistas como Fernando Alonso, dirigentes como el rey de Marruecos Mohamed VI o cantantes como Tina Turner.

—Usted tiene un conocimiento muy directo de cómo funcionan los bancos en los paraísos fiscales. Una reciente investigación realiza...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada