Los instigadores - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Los instigadores

Fueron sentados a una mesa y sometidos a una larga inquisitoria que el espacio no pudo contemplar. Los escritores Daniel Mella, Apegé y Horacio Cavallo –los tres rondan los 40– proponen nuevos talleres literarios, una práctica cada vez más extendida en los últimos años. De sus distintas concepciones y métodos de trabajo versa el diálogo que sigue.

—¿Es posible “aprender” a escribir? ¿O la pregunta ya implica una trampa?

Horacio Cavallo (H C) —Creo que se puede de alguna manera encontrar un canal, que hay algo que sí puede ser profundizado, pero que hay otra cosa que no se puede encontrar más que en la escritura y la lectura en solitario. Me parece que ahí está el verdadero fuerte.
Daniel Mella (D M) —Se aprende, sí, aunque coincido en que lo fundamental se construye leyendo y escribiendo. Por eso los talleres tienen muchas veces eso de recomendar y prestarse libros. Álvaro Buela me dijo una vez –yo era un guacho, estaba ansioso porque sentía que me quedaba un largo camino por delante– que leyera, que simplemente leyera mucho, que se producía un proceso lento de ósmosis, y aun cuando no ibas a saber lo que estabas aprendiendo, y ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2008 Suscriptores
El «caso Spektorowski» y sus derivaciones

Cuestión de límites

Edición 2008 Suscriptores
Oficialismo apura nueva ley a medida de los grandes medios de comunicación

Haz lo que yo digo

Edición 2008 Suscriptores
Pereyra, el Álvarez Cortés y el revival de los dos demonios

Acá no pasó nada

Edición 2008 Suscriptores
Desregulaciones en el sector de transporte terrestre de carga

Rutas de nadie

Edición 2008 Suscriptores
Zelmar Michelini en 1972

Antes de febrero