Política Suscriptores

Los pies en el barro

El negocio de las dragas privadas y las debilidades de la flota estatal.

La práctica del over flow (quitar el sedimento del fondo y volver a arrojarlo al agua), aplicada durante un año, anegó con barro arcilloso prácticamente todo el puerto de Montevideo / Foto: s/d de autor

El dragado del puerto, de los canales de acceso y del Martín García, y de los pasos del río Uruguay es un formidable negocio que intereses extranjeros intentan controlar, en desmedro de una mermada flota de dragas nacionales. Un ente testigo que hay que eliminar, como antes se hizo con el Frigorífico Nacional.

Para que el comercio siga su ritmo, para que la integración sea viable, para que el transporte no se pare, para que la navegación siga siendo el principal mecanismo de intercambio de bienes es necesario que, año a año se retiren, como mínimo, para mantenimiento, unos 28 millones de metros cúbicos de barro del canal de acceso en el Río de la Plata, del puerto de Montevideo, del canal Martín García y del río Uruguay. Ese barro, que arrastran las corrientes del estuario y que baja po...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados