Sociedad Suscriptores

Mal viaje

Quince días después de un comienzo largamente anunciado, la venta de marihuana en farmacias comenzó a desbarrancarse a partir del veto impuesto por el sector financiero. El riesgo de que así sucediese, analizado hace alrededor de un año por el directorio del Banco República, no fue explicitado por las autoridades ni determinó acciones que lo conjurasen.

Colas para comprar marihuana en las farmacias, una imagen que peligra no repetirse debido las restricciones que impone Estados Unidos / Foto: Gastón Britos

Entre los farmacéuticos del Interior circula la hipótesis de que algún colega poderoso a nivel nacional compra a muy buen precio más medicamentos de los que necesita para atender a su clientela y los vuelca a los canales de distribución que surten al comercio minorista. “Hay distribuidoras que conforme te descargan unos litros de aceite, unos quilos de yerba o de harina, te bajan los analgésicos. Así que no es que tengamos cinco farmacias en el pueblo, tenemos quinientas contando los almacenes, supermercados y quioscos. Día que pasa es día que vendemos menos. Entonces la decisión de plegarnos a la venta de marihuana fue fundamentalmente comercial. Si a vos vienen y te dicen ‘mirá que vamos a vender cannabis y habrá que cumplir toda una cantidad de requisitos para participar’, vos pensás ‘b...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente