Política Suscriptores
El sistema de salud en tiempos de crisis

Más vale rico y sano que pobre y enfermo

Salud pública recibió alrededor de 50 mil usuarios que se cayeron del Fonasa desde febrero, y la cifra tiende a incrementarse. Mientras ASSE sufrirá un recorte presupuestal de al menos 15 por ciento en sus gastos de funcionamiento, el Ejecutivo financiará las afiliaciones de los trabajadores que puedan caer del sistema mutual desde el primero de agosto, pero «por corto plazo». Esta decisión se tomó por fuera del ámbito de la Junta Nacional de Salud, órgano que no ha sesionado en lo que va del período.

Emergencia del hospital Pasteur Héctor Piastri

Es un hecho: junto con los salarios, el empleo, que muestra una curva en notorio descenso desde el arribo del covid-19, vino a asestar un duro golpe a la economía. El Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), cuyas finanzas se sostienen –desde 2007– fundamentalmente con la cantidad de trabajadores activos en la seguridad social, está recibiendo los primeros coletazos del aumento del desempleo. Las mutualistas que, junto a salud pública, cotizan en el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y reciben aportes por cada trabajador afiliado han pintado un escenario de pérdidas derivadas de la pandemia, agravado por los nuevos desempleados que ya no aportan al fondo.

Entre febrero y junio de este año, 50.160 afiliados al Fonasa dejaron de recibir cobertura. De los caídos, 23.288 ya estaban afilia...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
ASSE: Intereses privados al acecho

Aprontá tu corazón

Sociedad Suscriptores
El presidente del Colegio Médico del Uruguay: cinco cargos paralelos y perjuicio al hospital de Canelones

El arte del buen comer

Sociedad Suscriptores
Denuncias de conjunción de intereses públicos y privados en ASSE.

A cuatro manos