Sociedad Suscriptores

Memoria del fuego

“Con lo que ganan vendiendo dos contenedores de fuegos artificiales les alcanza para comprar ocho contenedores de otras mercaderías”, sintetizó a Brecha una fuente entendida en las transacciones que realizan importadoras como aquella cuyo depósito estalló el pasado 25 de octubre en Toledo, terminando con la vida de cuatro trabajadores y dejando en evidencia no sólo la avaricia criminal de algunos sino la debilidad de los mecanismos de control que debieran protegernos a todos.

Fuego por Ombú.

“Capaz que si hubiera habido una puerta de emergencia salían vivos. Mi marido fue el que sacaron vivo. No salió totalmente carbonizado. Quizá si lo hubiesen sacado algún minuto antes... Adrián salió consciente, diciéndoles a los compañeros la dirección de la casa de la madre, para avisar”, contó Jimena Furtado a Brecha.

Su compañero, Adrián Yanibelli, murió el viernes 28 de octubre a consecuencia de las quemaduras sufridas durante la explosión sucedida cuatro días antes en el depósito donde trabajaba junto a Víctor Méndez, Johon Rodríguez y Damián Pérez, que murieron casi de inmediato. Los más chicos tenían 21 años. Adrián, con 27, era el más grande.

Michael, su hermano, piensa como Jimena: “Él salió prendido fuego pero consciente. Lo apagaron cuando lo sacaron. Le retiraron la ropa ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
38.º Festival Cinematográfico Internacional del Uruguay

El más esperado

Cultura Suscriptores
Con Ramiro Sanchiz y Francisco Álvez Francese, creadores de Afuera Blog

Crítica sin condiciones

Críticas Suscriptores
El último libro de Ombú

Un clásico inclasificable

Críticas Suscriptores
Literatura mexicana

La utopía de la mirada

Sociedad Suscriptores
La Justicia que podría detener las obras de UPM

La base no está