Sociedad Suscriptores
A diez meses de la inauguración de la cárcel público-privada.

Modelo para armar

A diez meses de la inauguración de la cárcel público-privada.

El 50 por ciento de las plazas de la nueva cárcel continúa vacío / Fotos: Juan Milans

Mientras el hacinamiento es moneda corriente en las cárceles, el Estado paga cifras millonarias por las plazas que continúan vacías en el nuevo centro de reclusión. Faltan operadores penitenciarios, y de los que están, más de un tercio está certificado por enfermedad. Las particularidades de un modelo de gestión que despierta optimismo en las autoridades generan resistencias en los presos y dejan contenta a la empresa privada, el único actor que hasta el momento parece estar haciendo un buen negocio.

El próximo 24 de enero la Unidad de Personas Privadas de Libertad número 1 (Uppl 1) cumplirá un año desde que comenzaron a llegar los primeros presos, y a medida que se acerca su primer aniversario empieza a desnudar aspectos que evidencian las inercias propias del sistema penitenciario, y ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados