Mundo Suscriptores

Nadie abandonado

Cuba, la solidaridad y el Interferón.

Médico trabajando en el nueva unidad de cuidados intensivos de coronavirus del hospital de Brescia, Italia / Foto: AFP, Piero Cruciatti

Armada de un medicamento considerado básico para tratar el covid-19 y una singular estrategia de enfrentamiento a la pandemia, Cuba insiste en mantener abiertas sus fronteras, escuelas e instituciones públicas. Frente a la crisis, La Habana se ha distinguido, además, por el socorro a extranjeros y el envío de ayuda a otras naciones.

En mayo de 1939 más de 900 judíos llegaron al puerto de La Habana huyendo de
las persecuciones nazis. Todos pretendían permanecer en Cuba sólo el tiempo que
demorara la tramitación de sus visas para entrar a Estados Unidos, donde en
definitiva pretendían asentarse.

Lo que menos interesaba a las
autoridades estadounidenses de la época era hacerse cargo de aquel grupo de
refugiados, cuya admisión hubiera enturbiado las excelentes relaciones que
sostenían c...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Las consecuencias de la estrategia sueca contra el coronavirus

El modelo que no fue

La oposición política a Bolsonaro frente a la catástrofe sanitaria.

En la ventana