Cultura Suscriptores
Con Beatriz Santos Arrascaeta

«No es fácil exponer la vida»

La editorial Rumbo acaba de publicar Memorias de una mujer negra. Los capítulos van delineando el perfil de la artista, la cantante de candombe y tango, la poeta y ensayista, la militante del movimiento afrodescendiente y del Frente Amplio, la periodista de radio y televisión, la mujer comprometida con la comunidad del barrio Buceo.

En Memorias de una mujer negra la narración avanza y retrocede, no hay un orden cronológico. Pero los capítulos están atados por una voz narrativa al mismo tiempo múltiple y singular, que se expresa en una variedad de registros: recuerdos de la autora, textos poéticos –uno suyo, muy intenso, llamado «Miedo blanco», y otro de su tío abuelo, el poeta Juan Julio Arrascaeta–, breves ensayos, reproducciones de artículos periodísticos o de documentos oficiales.

Al hablar de su experiencia como mujer negra, cuenta una historia sobre su nombre: «Porque yo me puedo decir negra, ¿por qué no?, pero no permito que otro me lo diga, mi nombre es Beatriz, y el segundo Isidra, que aprendí a quererlo, porque Isidra era una brasileña, suegra de Arrascaeta. Como mi mamá perdió a su mamá cuando tenía 2 añ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados