Edición 1444 Suscriptores

Ovejas descarriadas

Desde su llegada a Río, el “papa Chico”, como prefieren llamarlo los jóvenes brasileños, dejó en claro que su meta era “buscar llegar a las ovejas descarriadas”. Es decir, recuperar el terreno perdido por la Iglesia Católica en los últimos años. Menos del 50 por ciento de los habitantes del estado de Rio de Janeiro se dicen hoy católicos, 12 puntos menos de la media nacional), y 15 por ciento se dicen ateos (duplica el promedio del país).  El estado de Rio de Janeiro, en particular su capital, ha sido tierra de caza de los evangélicos. Según un reciente estudio oficial, mientras los católicos de Rio son mayoritariamente blancos y de clase media, los evangélicos son pobres y negros. Los cultos evangélicos proliferan en todo Brasil, y ocupan espacios cada vez mayores en los medios de ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente