Pero decimos ¡presente!

Otros virus circulan y nos impiden marchar.

Darío, del colectivo Microutopías que convoca a usar e intervenir los tapabocas con la palabra “presente” como medida de adhesión a las manifestaciones por la memoria de los desaparecidos en la dictadura cívico-militar / Foto: Héctor Piastri

La campaña Contra Todo Virus, Artistas Visuales ¡Presente!, que se desarrolla entre el 1 y el 19 de mayo, es producto de un colectivo de artistas y gestores culturales de distintas generaciones.1 Consideramos, en este colectivo, que otros virus circulan en la sociedad, como el de la impunidad y la injusticia, buscando silenciar el reclamo de verdad y justicia. Ante esa amenaza se levanta esta convocatoria a marchar y a decir ¡presente!

El punto de partida del proyecto puede situarse en el 14 de abril, como reacción a las declaraciones del actual senador Manini Ríos en la media hora previa de la sesión parlamentaria.2 Su discurso en defensa de militares procesados por la Justicia accionó nuestra primera respuesta como sector.

La circulación del coronavirus en la comunidad, las declaraciones mencionadas y la decisión de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos de no realizar la marcha presencial el 20 de mayo nos presentaron la metáfora: otros virus circulan en nuestra sociedad, la impunidad y la injusticia. Y no podemos dejar de marchar y decir ¡presente!

Nos sentimos dispersos e invisibilizados, somos conscientes de las dificultades que atravesamos, no sólo por la actual emergencia sanitaria. Nos sumamos a la convocatoria de Madres y Familiares. Lo haremos simbólicamente con las fotos de todos aquellos que intervendrán sus tapabocas con la palabra “presente”, con todos los que entregaremos en la tarde del 19 de mayo en el Monumento a los Detenidos Desaparecidos de Latinoamérica, en Rivera y Jackson, mientras evocamos las pasadas marchas con material del archivo fotográfico de Óscar Bonilla.

Ante situaciones que ponen en peligro la vida en democracia, la protección de los derechos humanos y la convivencia pacífica en sociedad, nos convocamos a desarrollar este proyecto colaborativo entre artistas y gestores culturales, e invitamos a multiplicar la propuesta que diseñamos.

Pincho Casanova: “La verdad y la justicia no es un virus, no hay tapabocas para la verdad ni para la justicia. A la verdad se le puede callar, te pueden cortar la lengua, te pueden enmudecer. La justicia es ciega, pero puede leer, en la palabra ‘presente’ en un tapabocas, que no puede callar el pedido de verdad. Mientras se pida, la verdad existe, mientras haya una persona que pida por la verdad, la verdad existe. Quienes pedimos pedimos para que se manifieste, y, una vez conocida, se hará justicia. No importa que la justicia tenga venda y espada, sino que tenga balanza”.

Microutopías: “En Microutopías creemos importantes y necesarias las acciones que tiendan a involucrar al otro, como invitación a la reflexión crítica y, en este caso, en la construcción de memoria histórica. ‘Sembrar la memoria para que no crezca el olvido’, como acuñó el artista argentino Edgardo Antonio Vigo, como motivación y consigna de esa construcción que creemos es una responsabilidad colectiva de todos como sociedad. Especialmente en relación con las generaciones más jóvenes, estimular esa construcción desde el lugar y la práctica de cada uno, en la búsqueda de crear otros sentidos y subjetividades, distanciados de los relatos oficiales, priorizando el diálogo intergeneracional y los posicionamientos micropolíticos más activos. Decir y estar presentes es también buscar conocer y entender lo ocurrido en el pasado, problematizarlo en el presente para que no vuelva a repetirse en el futuro. Esa es nuestra motivación y nuestro compromiso”.

Nicolás Spinosa: “Utilizando nuevos lenguajes, haciendo uso de las redes sociales, buscamos mantener vivo el debate y la discusión, contribuir al trabajo necesario sobre la búsqueda de verdad y justicia, problema que no es solamente de los familiares. Se trata de un problema de la sociedad entera, de un proceso histórico que no se ha podido realizar, es un tema que va más allá de si es justo o no es justo, se trata de una discusión necesaria en la sociedad”.

Macarena Montañez: “Entendemos que en la actual coyuntura política y social es necesario organizarse, trabajar en colectivo, potenciar las redes, unirnos para ser más poderosos, en el sentido de tener la capacidad de hacer las cosas que nos convocan, la impostergable construcción de una sociedad igualitaria y el no permitir el avasallamiento de los derechos conquistados”.

Ana Aristimuño: “Apostamos al poder transformador del arte, capaz de reinventar, resignificar y comprometerse con la vida como principio y fuente de lo que somos. La búsqueda de la verdad, que hace posible entender, aceptar y trabajar por un mundo mejor, la justicia [que] nos da la posibilidad de concebir a los otros como iguales, poseedores de una vida y una muerte digna”.

1.   Contra Todo Virus, Artistas Visuales ¡presente! es un proyecto colaborativo organizado por Tribu, Pozodeagua, Microutopías, Gráfica a Pedal, Memorias Magnéticas. Artistas visuales: Ana Aristimuño, Óscar Bonilla, Fabio Rodríguez, Natalia Xavier, Marta Vila y Enrique Saavedra, con la colaboración de la comunicadora Mirtha Villa y T S.

2. “El senador Guido Manini Ríos aprovechó la hora media previa de la sesión del Senado de este martes para defender a Lawrie Rodríguez, quien fue procesado con prisión en marzo por la jueza Isaura Tórtora por el asesinato de Iván Morales Generalli, un dirigente de la Federación Anarquista del Uruguay-Organización Popular Revolucionaria 33 (Opr 33)”, La Diaria, 14-IV-20.

Artículos relacionados

Poesía y memoria multidireccional.

Una polifonía del silencio

La importancia e imposibilidad del teatro ante el terrorismo de Estado.

No digas nada, nena

Pasado reciente y ficción narrativa en el siglo XXI.

Contar y volver a contar