Destacados Suscriptores

Pistas para beduinos

Desde los ochenta su revista Propiedades es de obligada consulta para quien quiera saber del tema. A principios del año pasado, Julio Villamide formuló un pronóstico errado: que los alquileres bajarían en 2015. En el último número se retracta. Pero acá se trató de saber por qué cuesta tanto alquilar y qué esperanzas hay de que eso cambie.

Foto: Pedro Pandolfo

—Los alquileres no paran de subir.
—En términos reales bajaron durante casi diez años, desde 1995 hasta 2003 o 2004. Antes habían subido bastante. La razón de la caída fue que en el primer tramo de los noventa hubo mucho préstamo del Banco Hipotecario y una actividad bastante intensa de la inversión privada también. Hubo arrendatarios que pudieron pasar a ser propietarios. Por eso los alquileres empezaron a bajar después de haber subido muchísimo sobre fines de los ochenta y principios de los noventa, en un contexto de incertidumbre ocasionada por la ley de alquileres del año 85, y sobre todo por la inflación que llegó a ser de tres dígitos. Subían los alquileres pero además se prefería contratar en dólares. Al principio de los noventa, tres de cada cuatro alquileres se ofrecían en dólare...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados