Pondrán un hombre en la Luna - Semanario Brecha
Edición 1399 Suscriptores

Pondrán un hombre en la Luna

Si hubiera que elegir una historia que represente “el espíritu de una época”, la carrera espacial sería la más adecuada para pintar al siglo xx. La muerte de Neil Armstrong el pasado 25 de agosto cierra definitivamente una era en que el espacio era la última frontera y la batalla ideológica, la propulsora de su conquista. Es notable cuando uno cae en la cuenta de cosas importantes de la manera más banal imaginable. Se avecinaba el Día del Niño y debía comprar el juguete pedido por una niña de 3 años: una nave espacial. Lo mismo hubiera pasado si me pedía una rueca para jugar a la Bella Durmiente. Las naves espaciales se extinguieron en el mundo de la representación lúdico infantil. Igual que los indios y los vaqueros. Ni el Lejano Oeste ni las galaxias lejanas capturan la imaginación de...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia