Edición 1399 Suscriptores

Quedados

No siempre la palabra “herméticas” es adecuada para definir las actuaciones judiciales. Pero en el caso vinculado a la explotación laboral que involucra al matrimonio de Javier Fernández y Nathalie Manhard, propietarios de importantes empresas uruguayas, pronunciarla resulta más que apropiado. El silencio al que siempre obliga el presumario esta vez se cumple estrictamente. Tal vez un punto suelto para los lectores que siguen el caso sea por qué el juzgado del crimen organizado investiga a la familia Fernández Manhard desde junio, cuando fue recién en agosto que se hizo el allanamiento que encontró trabajando en la residencia familiar a varias ciudadanas irregulares ante Migración y que no estaban inscriptas en la seguridad social. Sucede que una de las trabajadoras se fue de la casa en...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Releyendo Las venas abiertas de América Latina

¿Cincuenta años de qué?

Críticas Suscriptores
Compilación de artículos de Lorrie Moore

La crítica como una forma de autobiografía

Sociedad Suscriptores
Consejos de salarios: recuperación salarial o profundización del modelo

Cartas marcadas

Sociedad Suscriptores
La muerte y la pandemia: con la psicóloga Graciela Loarche

Cambio de identidad