Ser la hija de Stalin - Brecha digital
Edición 1483 Suscriptores

Ser la hija de Stalin

Ella murió hace tres años, tras 20 de vivir en un hospicio de un pueblito de Wisconsin, Estados Unidos, pero sus pasos siguen siendo estudiados. Es que ella es –a los efectos de estas inquietudes, el tiempo presente es el adecuado– la hija de Stalin. La actualidad del tema encuentra causa en la aparición de la correspondencia que Svetlana Stalin mantuvo durante sus últimos cinco años de vida, hasta 2011, con el periodista Nicholas Thompson. Él la contactó porque estaba escribiendo sobre el diplomático George F Kennan, el padre de la política de contención de la Guerra Fría, arquitecto intelectual del Plan Marshall y “lo más parecido a una leyenda que jamás produjo el servicio diplomático de Estados Unidos”, según consenso histórico. La cuestión de por qué llevó tantos años dar a conocer e...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La extradición de Assange y la carta australiana

Cara de póquer

Política Suscriptores
El gobierno anuncia acuerdos con multinacionales para buscar petróleo en la plataforma continental

Festejando al borde del precipicio

Mundo Suscriptores
Ecuador: los de abajo en el centro del escenario político

Doce días de pie

Sociedad Suscriptores
Los «bandidos del automóvil»: un asalto en la década de 1910

Noticias de ayer

Sociedad Suscriptores
Las modificaciones a la ley de negociación colectiva

El clon