Política Suscriptores
Gobierno volvió a gravar a los públicos y postergó nuevas medidas

Simbología impositiva

Bajo la acusación opositora de «blindar» a los grandes capitales y de «estigmatizar» a los funcionarios públicos, el gobierno multicolor aprobó una nueva versión del impuesto covid-19 y postergó el anuncio de las medidas adicionales para la semana próxima.

Carmen Asiaín y Jorge Gandini en la sesión en la que el Senado aprobó el descuento a salarios públicos para el fondo Coronavirus Focouy, Gastón Britos

Durante mayo y junio próximos, los funcionarios públicos, cargos políticos y jubilados que perciben más de 120 mil pesos nominales pagarán un impuesto que se volcará al Fondo Coronavirus y al Banco de Previsión Social, según votó el Parlamento por iniciativa del Poder Ejecutivo (PE). En ambas cámaras, el oficialismo defendió el proyecto como una versión «mejorada» y «más justa» del mecanismo impositivo aprobado en abril de 2020 para financiar, parcialmente, los costos de la emergencia económica, social y sanitaria generada por la pandemia de covid-19.

Esta vez, la contribución solidaria se aplicará mediante tasas progresionales (del 5 al 20 por ciento) según la escala de retribuciones y prestaciones nominales, en lugar de una tasa única, aunque vuelve a centrar el aporte sobre los func...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

La confidencialidad de la compra de las vacunas contra el covid-19

Se paga en silencio