Tres pequeñas joyas - Semanario Brecha

Tres pequeñas joyas

37o Festival Cinematográfico Internacional del Uruguay.

The Miseducation of Cameron Post.

De entre todos los principales atributos del festival que se sucede año tras año en Cinemateca, hay uno que se destaca: su diversidad. Como muestra de esta amplitud de horizontes, aquí tres notables películas de distintos orígenes que sobresalen de la programación y que no podrían ser más disímiles entre sí.

La decisión1 es de esos dramas iraníes que, desde su mismo inicio, dejan al espectador totalmente prendado de la anécdota y su desarrollo. Un hombre, médico de profesión, tiene un pequeño accidente en la ruta: por culpa de otro conductor, que roza su auto, él pega un volantazo y choca una moto en la que viajan una pareja y su hijo de 8 años. Cuando baja de su auto para socorrerlos, ninguno de los tres parece estar herido. Pero luego del incidente, aparentemente menor, el hombre se entera de una fatalidad ocurrida a esa misma familia. Desde ese momento, el protagonista intenta indagar acerca de las razones de esa tragedia, ya que se siente implicado y, tal vez, responsable. El caso es complejo, ambiguo. La aceptación de una cadena de sucesos cuyo origen no es del todo claro provoca en el personaje un torbellino de sensaciones: la racionalidad se debate entre la moral, la responsabilidad y el instinto de supervivencia. Con este adictivo y original planteo, el director iraní Vahid Jalilvand logra una brillante reflexión en torno a la psicología de ciertos comportamientos humanos, a las decisiones clave y sus consecuencias inesperadas, y a las desigualdades de poder.

Por su parte, la peruana Eternidad,2 ópera prima del director de origen aymara Óscar Catacora, presenta un cuadro sumamente atípico. Rodada al pie del imponente monte nevado Allincapac, se centra en una pareja de ancianos que sobreviven solos, con el sustento de unos pocos animales (ovejas, llamas) y lo que pueden sembrar y cosechar en tierras tan hermosas como inhóspitas. La aproximación es detenida y cálida: en 96 planos fijos se expone la cotidianeidad de esta pareja con sus dificultades cada vez mayores y su añoranza por un hijo que hace décadas se fue para probar suerte y del que no tienen noticias ni posibilidad de comunicarse, y que tanto podría haber muerto como estar atado a un trabajo, a una familia, a fronteras que le impiden regresar. La película explora notablemente un modo de vida rudimentario y olvidado, en el cual los achaques de la vejez se convierten en una auténtica tragedia. La lucha contra los elementos acaba transformándose en una contienda épica, en la cual, se sabe, el humano siempre acaba perdiendo.

En un universo totalmente alejado, The Miseducation of Cameron Post3 es una típica película indie estadounidense. En los años noventa, en el estado de Pensilvania, una adolescente es enviada a un centro de educación religiosa llamada “La promesa de Dios”, una institución aislada con cierto aire liberal, con profesores jóvenes que tocan la guitarra, de amplias sonrisas y tratos cálidos. Pero enseguida comprendemos que se trata de una institución privada de reconversión sexual, a la que van a parar jóvenes enviados por sus padres en un intento de “salvarlos”, encaminarlos y corregirlos. Curiosamente, esta película surge el mismo año en que otra trata exactamente el mismo tema y con una estructura narrativa casi idéntica: Boy Erased y The Miseducation of Cameron Post aparecen casi simultáneamente, con la principal diferencia de que, en la primera, el protagonista es un muchacho. De todas maneras, The Miseducation… es bastante mejor: cuenta con personajes más sólidos y creíbles, y evita mejor los estereotipos, presentando a “villanos” que pretenden hacer un bien, que tienen motivaciones comprensibles y acordes a su sistema de creencias. La joven directora Desiree Akhavan logra exponer la esterilidad y el carácter directamente pernicioso de tales iniciativas, pero en este caso con una aproximación humana más convincente.

1.   Bedoone Tarikh, Bedoone Emza. Vahid Jalilvand, Irán, 2017.

2.   Wiñaypacha. Óscar Catacora, Perú, 2017.

3.   The Miseducation of Cameron Post. Desiree Akhavan, Estados Unidos/Reino Unido, 2018.

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Yo soy: Céline Dion, nuevo documental sobre la cantante canadiense

A toda voz

Con Sonia Serna Botero, productora de la película Igualada

Ventanas de esperanza

Cultura Suscriptores
Cómplices del engaño, la nueva de Linklater

Invisibilidad imprecisa

Cultura Suscriptores
Edgardo Cozarinsky (1939-2024)

El espectro de una mirada