El 5 de diciembre en el escenario frenteamplista

Un camino que se despeja

El Plenario Nacional llegaría a un consenso para ir a elecciones directas. Por otro lado, crecen los apoyos sectorialesa la candidatura del presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira.

Plenario del FA en La Huella de Seregni, 2020 Héctor Piastri

Mañana, el Frente Amplio (FA) se apresta a desatar uno de los nudos que han dificultado los avances en la resolución de sus nuevas autoridades. El Plenario Nacional levantará el cuarto intermedio para definir la forma de elección de su presidente. Hasta hoy se barajaban dos posibilidades: que fuera electo mediante elección directa con adhesión o por el Congreso de octubre. Los dos últimos presidentes (Mónica Xavier y Javier Miranda) lo fueron por el primero de los mecanismos mencionados, debido a un aditivo transitorio al estatuto, votado por los cuatro quintos de los miembros del Plenario. Para volver a elegir por la misma modalidad, el Plenario deberá volver a votar el aditivo.

El nudo apareció cuando el Partido Comunista (PCU) y parte de las bases enunciaron que se debía respetar el estatuto y elegir el presidente en el Congreso; con un quinto más uno de los integrantes del Plenario se podría bloquear la elección directa. Sin embargo, según fuentes frenteamplistas, la tendencia es hacia un consenso en la forma de elección; el PCU y las bases aceptarían acordar que se vaya hacia las elecciones directas, repitiendo lo ocurrido en el pasado reciente, es decir, volver al mecanismo por el cual se eligió a Xavier y Miranda.

Un hecho que parece haber tenido incidencia en el cambio de actitud en los comunistas y las bases es, por supuesto, la necesidad de no encrespar la interna en las instancias previas al referéndum contra la Ley de Urgente Consideración, pero también la aparición de la candidatura de Fernando Pereira y los amplios apoyos que ha logrado, lo que, en principio, descarta un escenario de mucha fragmentación a la hora de elegir. Para contemplar todas las partes, una salida a estudio es que de alguna manera el Congreso «bendiga» la postulación de Pereira, para que el 5 de diciembre sea un mero trámite, si bien ese día también se elige el resto de las autoridades partidarias: Plenario, plenarios departamentales y Mesa Política.

PASOS NECESARIOS

Si bien el nombre de Pereira está en la danza hace rato, todavía no ha habido un planteo formal desde la fuerza política hacia el dirigente sindical. Sí existe una catarata de pronunciamientos favorables a su candidatura: oficialmente lo han hecho el Movimiento de Participación Popular, la Vertiente Artiguista, el Partido Demócrata Cristiano y Plataforma, y se espera que este viernes lo haga Fuerza Renovadora (existe opinión proclive de sus referentes), el domingo lo haría el Comité Central del PCU (en este sector existe mayoría a favor de Pereira), y también hoy se pronunciaría Asamblea Uruguay (AU). Este último grupo originalmente se había pronunciado a favor de una candidatura femenina, pero en estos días varios dirigentes se han manifestado en privado a favor de Pereira. En el FA se especula con que AU se pronunciaría en apoyo al dirigente sindical, en consonancia con las decisiones de los sectores con los que pretende conformar el espacio seregnista. Además, Pereira también tiene una fuerte simpatía de las bases frenteamplistas.

No obstante el sesgo que ha tomado la interna del FA, las candidaturas de Gonzalo Civila (secretario general del Partido Socialista), de la exsenadora Ivonne Passada, de Martín Couto (propuesto por el IR), de Rafael Michelini y del exministro de Trabajo Ernesto Murro se mantienen.

La postulación de Civila fue reafirmada en la última reunión del Comité Ejecutivo del Partido Socialista y desde el inicio tuvo el apoyo de La Amplia (el agrupamiento conformado en torno a la figura de Carolina Cosse), del Partido por la Victoria del Pueblo y de Casa Grande. No se prevé que en estos grupos haya pronunciamientos hacia Pereira. Los problemas que pueden ocurrir están vinculados a que algunos de los apoyos terminen pronunciándose a favor de una candidatura femenina. Por ejemplo, en La Amplia se manejó la posibilidad de postular a Carmen Beramendi (asesora de Cosse en la Intendencia de Montevideo).

De acuerdo a fuentes frenteamplistas, Michelini se bajaría de su candidatura, en tanto las otras persistirían. Lo que es casi seguro es que habrá una postulante femenina, atendiendo a un permanente reclamo de la militancia del FA.

Para definir las candidaturas hacia el 5 de diciembre es necesaria la realización de un nuevo Plenario con ese fin específico, pues es este organismo el que habilita el número y los nombres de los candidatos para alcanzar la postulación; el candidato debe contar con la aprobación de un quinto de los miembros del Plenario.

Artículos relacionados

Política Suscriptores
La difícil salida de Fernando Pereira de la presidencia del PIT-CNT

Con un pie en el estribo