Un cineasta nada furtivo - Semanario Brecha
Edición 1410 Suscriptores

Un cineasta nada furtivo

José Luis Borau (1929-2012) Primera impresión. José Luis Borau fue un cineasta intempestivo, inquieto, con cierto o bastante talento, como se quiera, difícilmente catalogable como genial, de grandes atributos intelectuales y culturales y de trayectoria irregular, cuando no contradictoria, que tuvo el mérito o la suerte de estar en el lugar correcto en el momento correcto. El lugar es España. El momento es setiembre de 1975. Francisco Franco agoniza, o al menos eso se dice. Se estrena su cuarta película como director, Furtivos, con unos pocos y a la postre escasamente significativos cortes impuestos por la censura. La película, que se desarrolla en un ambiente rural del cual el director se preocupa por no ahorrarnos sus costados más sórdidos, cuando no grotescos, gira en torno a un cazador...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia