Un día salió a comprar vajilla y ya no regresó - Semanario Brecha
Edición 1428 Suscriptores

Un día salió a comprar vajilla y ya no regresó

La última vez que Arturo Rojo tuvo noticias de su hijo Vicente fue el 21 de marzo de 2009, cuando éste tenía 28 años. Han pasado ya cuatro años desde que desapareció junto con otros 12 compañeros de trabajo mientras vendía pinturas en el estado mexicano de Coahuila, colindante con Estados Unidos. Rojo salió de su ciudad, Ecatepec, en el área metropolitana de la Ciudad de México, junto a otras 17 personas, repartidas en tres camionetas. El jefe de la empresa para la que trabajaban se quedó con cinco de ellas en Monclova, en el norte de Coahuila, y el resto continuó durante dos horas y media más hasta la fronteriza Piedras Negras, adonde llegaron en la noche del 20 de marzo. Al día siguiente salieron a vender cuadros casa por casa, en dos grupos de seis, pero uno de los equipos no regresó...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto