Un gran director de actores - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Un gran director de actores

Murió Héctor Manuel Vidal El primer contacto que tuve con la creación de Héctor fue allá por 1975. Era El Galpón chico, el de la calle Mercedes. Un espectáculo de Club de Teatro, grupo en el que se formó y donde forjó sus inicios como director. La obra, nada inocente para el momento, era Rinocerontes, de Ionesco, con Víctor Newbery y quien fuera la esposa de Héctor, Pelusa Vidal. Recuerdo que esta obra escrita en 1955 se hacía recordando los treinta años del fin de la Segunda Guerra Mundial. Obviamente Ionesco siempre tuvo presente el mundo nazi que asoló Europa, y Rinocerontes es una alegoría sobre el totalitarismo, sobre diferentes totalitarismos. En un universo de hombres, el rinoceronte es el diferente. Pero cuando ese universo se puebla de rinocerontes, el hombre pasa a ser el distin...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia