Edición 1564 Suscriptores

Un milagro con poco de terrenal

Bajo la batuta del converso Ollanta Humala, presentado en su surgimiento como “el Chávez incaico”, Perú ha consolidado su condición de mejor alumno regional del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. El economista Carlos Bedoya y el sindicalista Juan José Gorriti hablan con Brecha respecto de la realidad peruana actual.

Ollanta Humala recibe en el palacio de gobierno a la directora del FMI Christine Lagarde y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. AFP

La Bolsa de Valores de Lima se desplomó como un aguacero amazónico cuando Ollanta Humala asumió la presidencia hace cuatro años. El retiro de capitales era la fría bienvenida que el mundo financiero peruano había organizado para condicionar al gobierno de quien se presumía era el “hijo político” de Hugo Chávez en Perú. Hijo de un cuadro nacionalista incaico, identificado con la corriente nacionalista del Ejército (antes de ser teniente coronel, Humala se sublevó contra el gobierno de Fujimori) y con buenos vínculos con Caracas, el nuevo jefe de Estado peruano era para el establish-ment limeño una suerte de déjà vu del general antimperialista Juan Velasco Alvarado.

En las primeras semanas de su administración, Humala pareció corresponder a esas expectativas. Encumbró, por ejemplo, al líd...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
El presupuesto de la Udelar

Todo gasto es político

Mundo Suscriptores
Pujas por la postergación de la elección del presidente del BID

No tan rápido

Mundo Suscriptores
Racialidad, Policía y disidencia política en Cuba.

Negras intenciones

Sociedad Suscriptores
Amenaza de usar la fuerza pública al servicio de la patronal

Al borde del derrape