Destacados Suscriptores

Un sentido misterioso

El aroma del jazmín del país delatando la primavera, del café de las mañanas o del pan recién horneado: detrás de los olores cotidianos un mundo complejo se abre a la ciencia. El biólogo francés Gabriel Lepousez conversó con Brecha sobre los avances en el estudio del olfato, un sentido en gran parte desconocido.

Gabriel Lepousez. Foto: INSTITUTO PASTEUR PARIS

El nacimiento de su primer hijo le costó el olfato. Gabriel Lepousez se desmayó en la sala de parto cuando su esposa dio a luz. Diez segundos más tarde el joven científico despertó con la memoria intacta, pero el golpe que se dio en la cabeza al caer desvanecido le había afectado el olfato: ese sentido que, como profesional, pasaba día tras día estudiando. “Al principio no le presté ninguna atención pero poco a poco me fui dando cuenta de que ya no sentía ningún olor”, recordó entrevistado por Brecha.

La ciencia demoró mucho tiempo en descubrir el funcionamiento del olfato. Hasta 1991 los biólogos no hacían más que conjeturas acerca de cómo una molécula volátil, que se desprende de una sustancia y nos llega a la nariz, podía provocar una señal que el cerebro interpretara como un olor.
...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente