Un testigo del genocidio armenio – Brecha digital
Cultura Suscriptores

Un testigo del genocidio armenio

Entre los personajes que poblaron la Gran Guerra europea entre 1914 y 1918, surge un personaje olvidado durante largos años: un militar, aventurero, escritor, espía, aristócrata afiliado a varias revoluciones, y un pensador bolivariano y latinoamericanista antes de que ambos términos se pusieran de moda.

Una columna de armenios es llevada a un campo de prisioneros por soldados otomanos abril de 1915

Hace cien años se produjo la gran matanza de la Primera Guerra Mundial. Los detalles de su origen y desarrollo, del pavoroso número de muertos, heridos, mutilados y locos que provocó son conocidos. Los manicomios se vieron colmados de hombres trastornados por el infierno de las trincheras.

Las secuelas de sufrimiento en madres, esposas, hijos, perduraron y se sumaron al dolor que traería la Segunda Guerra.

Aquella primera guerra estalla en el espléndido verano europeo de 1914, cuando se anunciaba que la vendimia daría vinos excelentes. Cuando, al decir de Stefan Zweig, todos se querían. Muchos recibieron la noticia disfrutando del sol y los baños en las playas.

Los primos, el zar Nicolás II de Rusia, el emperador Guillermo de Alemania, el rey Jorge de Inglaterra, que en su infanci...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?