Una experiencia íntima y dinámica - Semanario Brecha

Una experiencia íntima y dinámica

“Teatro Breve”

“Teatro Breve”

“Teatro Breve” tuvo lugar a lo largo de los dos últimos meses del año pasado en Sinergia, poblado corredor de varias plantas que va desde la calle Colonia a Eduardo Víctor Haedo, de miércoles a domingos, entre las 20.30 y las 23 horas, con tal aceptación como para que la propuesta vuelva a formularse a partir del próximo febrero. En dicha ubicación, un par de reducidos espacios convertidos en teatrales constituían el marco para llevar a escena textos que no sobrepasaban los quince o veinte minutos de duración, como para que cada espectador, si así lo deseaba, pudiese asistir a tres, cuatro o cinco representaciones por noche a precios reducidos. Todo un intento, entonces, de desarrollar y concluir un asunto en corto tiempo y con pocos actores en cada ocasión, sin perder las características fundamentales de una velada teatral, una variante que se practica con gran aceptación en diversas ciudades de uno y otro lado del océano.

Los temas del ciclo montevideano, por cierto, resultan variadísimos y llegan a abarcar un análisis de algunos de los males que afligen al medio televisivo; una conferencia acerca de cómo dejar de fumar; el juicio de un presunto asesino; una ojeada al significado de la amistad; un robo frustrado; un par de aspectos desconocidos acerca de los populares Batman y Robin; el diálogo de un hombre con el mismísimo Sergio Gorzy, quien, en persona, le contesta desde la emisora; la búsqueda de un animador para un próximo mundial de sorpresivo y peculiar contenido; la descripción de las tareas de un oficinista fuera de horario; el reencuentro de una pareja; dos viejos compinches cuyas confesiones sacan a relucir infidelidades que les tocan muy de cerca; una chica que alberga desmedidas ilusiones con respecto a un compañero de juegos de la niñez; la inesperada entrevista a un cantautor y la visión de una verdadera rata de laboratorio que intenta someter al científico que, por lo general, la utiliza. Como ya se adelantó, todo lo anterior transcurre en breve plazo y bajo la responsabilidad de equipos reducidos. En la lista de autores figura gente inquieta como Diego Araújo, Fabricio Speranza, Cecilia Sánchez, Josefina Trías, Martín Arellano, Enrique Vidal, Federico Puig y Vachi Gutiérrez, varios de los cuales intervienen, asimismo, como intérpretes, junto con el referido Gorzy, Catalina Ferrand, Giovanni Giannino Barrios, Mario Erramuspe, Fernando Canto, Nicolás Pereyra, Laura Martinelli, Estela Mieres, Alejandro Martínez y Juan Gamero. Algunos de los nombrados asumen también la responsabilidad de dirigir, un trabajo que comparten con Gastón Torello, uno de los responsables de concebir este encuentro de artistas comprometidos en una labor de equipo diferente que atrae tanto a los asiduos al teatro como a aquellos que no lo son, todos los cuales, en una estrecha habitación, se topan con intérpretes listos para atraer su atención y conducirlos a un desenlace, a menudo, imprevisto. Hay, en verdad, para todos los gustos, pero el hecho indiscutible es que se vuelve a probar que el teatro se puede hacer en todas partes, como en la gloriosa época de los artistas ambulantes que plantaban su carretón en la plaza del pueblo para dar a conocer su repertorio. Desde algún rincón, viejos herederos de la commedia dell’arte, el novelista Rafael Sabatini y su entrañable y escurridizo Scaramouche han de estar dándose cita complacidos para contemplar a los presentes.

Artículos relacionados

Teatro. Si no te hubiese conocido

Partículas de nostalgia

Cultura Suscriptores
Con María Dodera

Manifiesto escénico

Cultura Suscriptores
Libro sobre la obra de Carlos Liscano

Puesta al día y legado