Vidas errantes – Brecha digital
Edición 1442 Suscriptores

Vidas errantes

“Un minuto después” Una familia desmembrada constituye el punto de partida del texto de Sebastián Barrios que, aparte de un par de pinceladas de corte naturalista, apunta a intrigar al espectador quizás aludiendo en forma directa a los propios personajes que parecen no llegar nunca a comprenderse. La madre, separada del marido, tiene un empleo que probablemente abandone, se dice que bebe y no hace nada por cuidarse en sus necesidades básicas. De ahí que pueda no extrañar su falta de preocupación en lo que concierne a una hija afectada de retardo mental, o la casi violenta y desconectada relación que mantiene con el hijo que no vive allí pero trata de visitarla y ayudarla. Como si lo que antecede fuese poco, hace ya tiempo se fue de la casa otra hija con quien la mujer no se comunica, a pe...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Pedro Aznar en Montevideo

El hilo que nos une

Cultura Suscriptores
Ficción uruguaya en el IV coloquio de GESTA

De la pantalla a la palabra

Cultura Suscriptores
Centenario del Ulises de Joyce

Héroe inconquistado

Edición 1924 Suscriptores
Detrás del sabotaje a los gasoductos en el Báltico

Guerra permanente

Edición 1924 Suscriptores
Salto adelante del bolsonarismo en Brasil

Comprender o condenar