Presupuesto estancado para la Udelar

A la deriva

Congelamiento del presupuesto, cambios en las donaciones modales y modificaciones constitucionales para que las transferencias monetarias pasen primero por la lupa del MEF y la OPP, algo que sería inconstitucional según la ley orgánica de 1958, son los puntos en los que discrepa el Consejo Directivo. Si se aprueba este último artículo, el consejero Randall no descarta presentar un recurso de inconstitucionalidad.

Paraninfo de la Universidad de la República Héctor Piastri

La Universidad de la República (Udelar) recibió con preocupación el proyecto de ley de presupuesto, dado que no tiene ningún incremento, pese al pedido que le hicieron al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de aumentar paulatinamente su presupuesto un 49 por ciento hasta el fin del quinquenio.

El miembro de la Comisión de Elaboración Presupuestal y grado 5 de la Facultad de Ingeniería, Gregory Randall, señaló a Brecha que «hay una especie de discriminación» contra la Universidad por parte del Poder Ejecutivo (PE) porque congelaron el presupuesto.

La Udelar es la única institución educativa que no recibe ningún incremento en este proyecto de ley. La Universidad Tecnológica, por ejemplo, recibe un 20 por ciento de aumento, mientras que la Administración Nacional de Educación Pública, otro, aunque pequeño. «Eso nos parece significativo. Sentimos que hay una especie de discriminación que se expresa no solamente en que no hay un incremento, sino que en una serie de otros artículos, no monetarios, se toman medidas que son expresamente dañinas para la Udelar», apuntó y enumeró algunas de ellas.

La primera refiere al cambio en las donaciones modales, que es una forma por la cual empresas o personas han podido ayudar a entidades, específicamente educativas. Eso siempre permitió que las donaciones fueran a la Udelar, entre otros organismos. Sin embargo, un artículo impide que la Universidad pueda seguir recibiendo este tipo de donaciones. «Las privadas siguen recibiendo, están expresamente puestas. Nosotros cada año recibimos varios cientos de miles de dólares por año por este tipo de donaciones que ahora quedarían fuera», lamentó Randall.

Otro artículo, que el ingeniero considera de «los más complicados», se relaciona a las transferencias monetarias para sueldos, gastos e inversiones. Lo adjetivó como «lesivo» y «muy jodido», porque la Udelar pasaría a necesitar el permiso del MEF y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) para realizar esos movimientos, lo que violaría la autonomía validada en la ley orgánica de 1958. «Dificulta la gestión interna porque hablamos de una institución que tiene a cargo a 140 mil estudiantes, es gigantesca. Evidentemente no podemos hacer eso para cada transferencia», aseguró. Para Randall lo que significaría en la práctica es que no se podrá ejecutar el dinero que «queda boyando» cuando se hacen llamados públicos, que a veces duran meses, e incluso un año, en concretarse.

Para que esto ocurra bastaría con que un jerarca del MEF o de la OPP mantuviera el expediente por firmar encajonado un mes y medio. «Este es un mecanismo para que no ejecutemos», opinó. Para Randall «esto es una intromisión del PE en el funcionamiento de la Udelar, y yo entiendo que eso es inconstitucional. La Universidad es autónoma, y ahora para cada gestión tenemos que tener permiso».

—¿Presentarán recurso de inconstitucionalidad? –consultó Brecha.

—Si esto no se saca, mi postura es presentar un recurso de inconstitucionalidad. Esto es una violación abierta de la autonomía –respondió el ingeniero.

En caso de aprobarse este artículo, impediría el uso eficiente de los recursos universitarios. «El senador [Isaac] Alfie habla de “eficiencia”… La Udelar ha sido sumamente eficiente en el uso de los recursos, por eso ejecuta 99,9 por ciento cada año y lo informa al Parlamento con claridad en cada rendición de cuentas; es un argumento para quitarnos plata», fustigó.

Y ejemplificó con el presupuesto que pidieron en 2010 para construir los Centros Regionales. «La plata que se iba a gastar en docentes, primero, la invertimos en equipos, aprovechando los tiempos muertos, para cumplir con la ley y hacer que todos los cargos sean por llamado abierto. Si nosotros no hubiésemos hecho eso, tendríamos que haberle pedido al Parlamento un presupuesto mucho mayor porque tendríamos que haber pedido para sueldos (de docentes) y cuestiones edilicias, equipamientos y asignaciones de otro tipo. Con esto quiero decir que es un artículo discriminatorio, pero, además, fue hecho expresamente para que no podamos ejecutar eficientemente los recursos», insistió.

Entre otras cosas, el proyecto que está a evaluación de la Cámara de Diputados también deroga la posibilidad de mantener en unidades indexadas ciertos fondos de desarrollo edilicio hasta que se ejecuten y pone en duda que en los próximos años el programa Dedicación Total pueda financiar investigadores para que hagan su labor en el país y no tengan que irse al exterior. Está previsto que este fin de semana el Consejo Directivo Central divulgue un comunicado con las principales molestias con el presupuesto quinquenal. A fin de mes, la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda recibirá a las autoridades universitarias para debatir inciso por inciso.

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Con la economista Gabriela Mordecki

Supuestos irreales

Sociedad Suscriptores
Sobre el presupuesto (no) destinado a la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género

¿A quién le importa?

Sociedad Suscriptores
El presupuesto y la producción familiar

El campo es para los grandes

Sociedad Suscriptores
El presupuesto de ASSE según los trabajadores de la salud

No conforma

Sociedad Suscriptores
Ministerio del Interior: el presupuesto y las cifras sobre criminalidad

Lo nuevo, lo viejo y lo de siempre