Arquitectura de la impunidad - Semanario Brecha
Columnas de opinión Suscriptores

Arquitectura de la impunidad

La imputación –absolutamente adecuada¬– de arquitectos de la impunidad, no alcanza para explicar la desfachatez y la arrogante arbitrariedad de la Suprema Corte de Justicia, la Fiscalía de Corte y el Ministerio de Defensa Nacional, a la hora de impedir la aplicación de la justicia a los terroristas de Estado que cometieron crímenes de lesa humanidad.

El general Pedro Barneix no sólo es uno de los pocos militares que lograron llegar al generalato en democracia a la sombra de su protagonismo en los crímenes de la dictadura. También ostenta el récord de ser, quizás, el único acusado de homicidio que ha logrado posponer por más de dos años el pedido de procesamiento solicitado por una fiscal y sobre el que dos juezas no han podido fallar –todas protagonistas femeninas, dicho sea de paso, en honor a su integridad como magistradas– debido a las chicanas promovidas por la defensa.

Y sus abogados han logrado que vuelva a dilatarse. Aun existiendo dos sentencias, una del juzgado penal y otra del tribunal de apelaciones, declarando que el caso no prescribe, la Suprema Corte resolvió aceptar un pedido de la defensa para que analice los fallos,...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia