Cal encima – Brecha digital
Destacados Suscriptores

Cal encima

Patrón de enterramiento.

Eduardo y Rosa.

Los asesinos del Sid y el Ocoa –los dos organismos militares que monopolizaron la represión del terrorismo de Estado durante la dictadura– no podían prever que el descubrimiento de la doble hélice a mediados de los cincuenta iba a desarrollar, cuando la seguridad nacional levantó vuelo, la técnica de la huella dactilar del Adn, que permite una identificación inapelable a partir de la información genética heredada, siempre que se disponga de la referencia de la línea directa de parentesco.

El tejido
blando de un cadáver puede ofrecer evidencias incómodas (huellas de los dedos,
cicatrices, marcas de nacimiento, rasgos y facciones), de modo que, para
completar la desaparición, era necesaria una eliminación total. Los asesinos
creyeron, equivocadamente, que cubriendo los cuerpos de sus víc...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1930 Suscriptores
Un narcotraficante de Tacuarembó puede ser una pieza clave para dilucidar el móvil de la masacre

El eslabón uruguayo en Ayotzinapa

Documentos oficiales revelan la suerte de militante del PCR en Argentina

Huellas que persisten

Edición 1924 Suscriptores
Documentación uruguaya en manos de la Justicia argentina

Los vuelos de 1978 y los «traslados» de los GAU