Destacados Suscriptores
Dimensiones de la producción familiar y el conflicto rural.

¿Cola de león o cabeza de ratón?

Son mayoría, pero dueños de una parte ínfima de la tierra. Están envejeciendo. Ganaderos, avicultores, granjeros, apicultores, lecheros, cerealeros. Los productores familiares minan el campo uruguayo, y viven –a veces a gatas– del mercado interno y los subsidios estatales. En ocasiones también fungen de asalariados rurales “para compensar”. Autoconvocados o agremiados, partidarios y detractores discuten su lugar en el conflicto del agro.

Establecimiento hortifrutícola en Progreso / Foto: Fernando Pena

En las últimas semanas los productores familiares del Interior profundo han visto cómo en su nombre se erigía un movimiento difícil de calificar, se blandían enseñas patrias y se leían proclamas a voz en cuello colmadas de hartazgo, frustración y directrices liberales acerca de políticas macroeconómicas. Vieron cómo parte de la izquierda relativizaba su mal paso, ironizaba sobre la catarsis de sus discursos y entrecomillaba el carácter autoconvocado de las manifestaciones, achacándoles razones desestabilizadoras. Notaron cómo el gobierno buscaba cercanía (sacando a relucir los beneficios de los últimos años otorgados a la producción familiar); y sintieron cómo las gremiales hegemónicas del negocio agrario uruguayo asomaban una vez más buscando imponer sus intereses en la negociación. En el...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados