La violencia se extiende en Oriente Medio: Cuestión de conveniencia - Semanario Brecha
Edición 1991 Suscriptores
La violencia se extiende en Oriente Medio

Cuestión de conveniencia

Con su política de destrucción en Gaza y Cisjordania, Israel arrastra a sus aliados occidentales a una guerra mayor. La espiral de violencia ya se propaga con fuerza por la región y se inscribe en una disputa geopolítica más amplia y virulenta.

El vocero militar de los hutíes, Yahya Sarea, comunica que las fuerzas estadounidenses y británicas lanzaron una «agresión brutal», con 73 incursiones aéreas dirigidas a la capital yemení de Saná así como a las provincias de Al Hudayda, Taiz, Hajjah y Saada. XINHUA

El martes 16, al cumplirse 100 días del comienzo de la nueva fase de enfrentamientos entre palestinos e israelíes, las autoridades sanitarias de la Franja de Gaza, cuyos datos son avalados por las Naciones Unidas, cifraban los muertos palestinos en más de 24.100, entre ellos, 10.400 niños, alrededor de 7 mil mujeres y casi 700 ancianos. Los desaparecidos –es decir, en su mayoría personas presumiblemente muertas enterradas bajo escombros– llegaban a 8 mil, la mitad de ellos, niños, y el total de heridos se acercaba a los 68 mil. En los territorios ocupados de Cisjordania, a su vez, continuaba el goteo de palestinos asesinados por colonos y soldados israelíes, o por colonos bajo protección de soldados: 355, un promedio de «más de tres» por día, sin que en este caso se pueda justificar las m...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1989 Suscriptores
El Vaticano y las disputas entre los católicos estadounidenses

Carambola papal

Edición 1983 Suscriptores
El clima y las prioridades en la campaña estadounidense

Cambio climático, round 28

Estados Unidos y la violencia contagiosa en Israel y Gaza

Pelota de trapo