Diseñándonos

Con Carolina Curbelo

Melissa Martínez

Una exposición de 26 afiches sobre derechos LGTBQI+ alcanza su tercera edición. Brecha habló con su curadora, Carolina Curbelo, que lleva 11 años potenciando desde su blog Mirá Mamá¹ los alcances del diseño uruguayo.

¿Por qué creaste un blog llamado Mirá Mamá, cuya gráfica presenta a un niño contemplando lo que oculta su calzoncillo?

—Abrí el blog en setiembre 2008, a poco de regresar de Barcelona, donde viví ocho años. Me formé en diseño gráfico acá y cuando volví comencé a dar clases en la licenciatura en Diseño de la Universidad ORT; nos dimos cuenta, con los estudiantes, de que mirábamos mucho hacia Europa y Estados Unidos, pero desconocíamos lo que sucedía en Uruguay. Hicimos un blog, entonces, para difundir ejemplos de diseño local que nos atraían y la identidad de sus autores; si salía un nuevo disco de El Cuarteto de Nos, por ejemplo, indagábamos quién lo había diseñado y detalles del proceso de trabajo. Si aparecía una nueva etiqueta de Agua Salus, qué estudio de diseño estaba detrás o quiénes concursaban para diseñar el afiche conmemorativo del Día Nacional del Libro, además de quién lo ganaba. El primer año vieron el blog 25 estudiantes, al año siguiente se sumaron 25 más y cuando los primeros egresados de la carrera comenzaron a correr la bola, el espacio digital que había nacido por interés académico, de pronto, interesaba a toda la ciudadanía. Este crecimiento motivó a Martín Albornoz a idear y diseñar el logo del blog que, como bien captaste, es un niño descubriendo, por primera vez, su sexo, en un guiño a nuestra infancia, cuando corríamos a contarle a mamá algo que nos producía orgullo. La consigna vinculada a esa imagen es: “A veces la mejor forma de encontrar lo que buscamos es crearlo”.

¿Hay señales de que el diseño uruguayo ganó reconocimiento?

—Desde 2010, año en el que nuestro blog se hizo público, pasaron muchas buenas cosas: surgió la Cámara de Diseño del Uruguay, en Ciudad Vieja abrió La Pasionaria, tienda de diseño local liderada por Rossana de Marco, integrante de la Cámara; Agustín Menini y Carlo Nicola inauguraron el estudio de diseño industrial Menini Nicola, uno de los más reconocidos de Montevideo, y la Universidad de la República incorporó la carrera de diseño gráfico, que no ofrecía cuando me formé. Todo esto, además de profesionalizar la tarea, fue generando una masa crítica de público que identifica y consume diseño, a lo que podemos agregar un contexto económico que permitió, en los últimos años, el retorno de uruguayos que estaban en el exterior y poseen una cultura visual diferente, y la universalización de las redes sociales y el acceso a información online. El blog acompañó estos procesos favoreciendo intercambios, promoviendo exposiciones, llevando diseño uruguayo al exterior y trayendo algunas muestras internacionales. Por ejemplo, trajimos la muestra mexicana Vivan las mujeres, que tuvo buena repercusión e itineró por el Interior.

¿Cómo aparece la iniciativa de hacer una exposición de afiches sobre derechos LGTBQI+?

—Surgió hace 3 años, enmarcada en la promoción, por parte de la Secretaría de la Diversidad de la Intendencia de Montevideo, de la conmemoración de los 25 años de la primera Marcha del Orgullo Gay. Anunciaban una exposición de fotos de prensa de las sucesivas marchas, y se me ocurrió que era buena idea convocar a diseñadores, diseñadoras, ilustradores e ilustradoras a traducir, en afiches, su mirada sobre la diversidad sexual. El tema de la primera edición de la exposición, que montamos en el hall de la Intendencia de Montevideo, fue visibilidad, a la segunda la encabezaba la frase “Cuando el miedo se va, aparece el orgullo” y el mensaje de la tercera –que esperamos poder colgar pronto y estamos difundiendo en redes– es “Comunidad-Montevideo está orgullosa de vos”. Procuramos informarnos con rigor y seriedad sobre los temas con los que trabajamos, por ética profesional y por respeto a las personas; en esta edición, además, ampliamos la convocatoria a diseñadores del Interior y extranjeros radicados en Montevideo.

¿La adhesión a las reivindicaciones LGTBQI+ por parte de los convocados fue unánime o hubo dudas sobre la posibilidad de traducirlas a lenguaje artístico?

—Todos los años trabajamos alineados con contenidos emanados de la relación que mantiene la Secretaría de la Diversidad de la Intendencia con la comunidad LGTBQI+. Invitamos a diseñadoras y diseñadores a hacer un afiche, es decir, una pieza gráfica de comunicación, no una obra de arte, y además de trabajar con total libertad son profesionales responsables, que se informan minuciosamente, como te decía, sobre lo que comunicarán. En las tres ediciones de la exposición participaron unos noventa diseñadores e ilustradores, y todo lo que propusieron fue bienvenido.

En tanto producto proveniente de la mirada subjetiva de un creador, un afiche también propone metáforas. De hecho, en tu blog aparecen jóvenes diseñadores que están rescatando el legado de colegas legendarios como Ayax Barnes, Hugo Añon, el equipo de la Imprenta As, que hicieron del diseño un arte.

—Aquí es donde adquiere relevancia mi trabajo de curaduría; no hago un llamado abierto para armar esta exposición, sino que cada año invito personalmente a los profesionales que a mi criterio deben estar, y una vez que aceptan trabajan, como mencioné, con absoluta libertad, seriedad y ética. Mi elección, en este sentido, no es azarosa.

No es azarosa porque las y los convocados apoyan las demandas LGTBQI+.

—Y sí, estamos hablando de derechos humanos.

1. www.miramama.com.uy

Artículos relacionados