Mundo Suscriptores

El delito de tener hambre

Robar para comer en Buenos Aires.

Un anciano que había robado en el supermercado Coto de San Telmo muere debido a las agresiones recibidas / Foto: Nicolás Ramos, Twitter

Mientras el Congreso argentino se prepara para aprobar una ley de emergencia alimentaria, las historias de nuevos pobres que intentan sobrevivir a la crisis se convierten en expedientes judiciales bajo la figura de flagrancia. Robos por comida y otros hurtos menores, en ocasiones para comprar medicamentos, son castigados con saña por el sistema penal, como revela un informe de la fiscalía porteña.

Un queso fresco,
dos chocolates grandes y una botellita de aceite de oliva: un total de 900
pesos fue lo que Vicente Ferrer se llevó sin pagar del supermercado Coto del
barrio porteño y turístico de San Telmo la tarde noche del 16 de agosto. Dos
empleados lo corrieron, forcejearon con él, lo tiraron al suelo y lo golpearon
hasta matarlo. Cuando llegaron los policías, lo encontraron inconscien...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Crece la violencia policial en Argentina

Rodando cine de terror

Política Suscriptores
Lacalle Pou en los medios argentinos

Liberalismo de exportación

Mundo Suscriptores
La economía argentina en la pospandemia.

Lo que viene