El desbande macrista

Argentina tras el terremoto de las PASO.

Hernán Lacunza, nuevo ministro de Economía de Argentina, recibe el saludo del presidente Mauricio Macri durante la ceremonia de su nombramiento en la Casa Rosada / Foto: Afp, Juan Mabromata

El golpe sufrido en las primarias dejó al presidente Macri al borde del nocaut y lo obligó a cambiar de ministro de Hacienda. Mientras, el Fmi se prepara para la vuelta del peronismo el 10 de diciembre y las centrales sindicales intentan darle paz social a la transición.

Fruto del fracaso de la política económica oficial reflejado en los resultados de las elecciones primarias y de la posterior debacle financiera desatada entre el lunes 12 y el miércoles 14, el pasado fin de semana renunció el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne. En su lugar asumió el ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, con la prioritaria misión de controlar el valor del dólar. La moneda estadounidense llegó a superar los 62 pesos y se estabilizó por debajo de los 60 con la llegada de Lacunza.

La movida económica, sin embargo, tuvo dos componentes políticos. Por un lado, la denuncia ante la prensa del economista Martín Redrado, un ex funcionario del Banco Central (Bcra), de orientación liberal, quien aseguró que sus fuentes en ese organismo le confirmaron que fue el propio presidente Macri quien ordenó paralizar cualquier intento por detener la corrida cambiaria de la semana pasada. La palabras de Redrado fueron tomadas como denuncia penal por Fernando Míguez, titular de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático, una Ong apenas conocida. Sin embargo, Míguez es considerado un “denunciador serial” en los tribunales federales por la cantidad de presentaciones por corrupción tanto de funcionarios del kirchnerismo como del macrismo que fogonea desde mediados de 2016. El expediente fue abierto en el juzgado federal número 12, vacante por el traslado del juez Sergio Torres al Tribunal Superior de la provincia de Buenos Aires, e involucra a Macri, al ex ministro Nicolás Dujovne, al titular del Bcra, Guido Sandleris, al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al asesor de imagen del presidente, Jaime Durán Barba.

Por otro, la publicación por el periodista opositor Horacio Verbitsky en El Cohete a la Luna de lo que presuntamente habrían dialogado por teléfono el miércoles 14 Macri y el candidato presidencial del Frente de Todos (FT), Alberto Fernández, hizo crecer las versiones sobre la endeblez del gobierno. Macri le habría pedido al triunfador de las Paso apoyo para frenar el alza del dólar y una foto juntos, para calmar a los mercados. Según Verbitsky, Fernández se negó, pero igualmente le reclamó la cabeza de Dujovne y de Peña, y que “le hiciera caso” al presidente del Bcra.

En tanto, con el dólar estable en torno de los 60 pesos, Fernández sorprendió al considerar que ese era un valor aceptable si se tenía en cuenta la devaluación de la semana pasada y el atraso cambiario. “No hay que dejar que se escape más”, dijo en una entrevista al diario Página 12. En plena transición, a Fernández le preocupa, además del dólar, evitar la inquietud social y frenar las protestas callejeras. Con eso espera llegar tranquilo a las elecciones del 27 de octubre y ganar en primera vuelta para asumir el 10 de diciembre. Las dos centrales sindicales, la Cgt y la Cta, confirmaron su apoyo electoral al FT y la desactivación de cualquier medida de fuerza o protesta hasta la llegada al poder del peronismo.

En el ámbito provincial, las medidas económicas de emergencia planteadas por el gobierno no cayeron bien entre los gobernadores, en su mayoría peronistas. Si bien todos coincidieron en sostener el valor del dólar por debajo de los 60 pesos, sus reclamos apuntan contra la rebaja de varios impuestos y la decisión del gobierno de llevar el Iva a valor cero por tres meses, porque, según afirman, se trata de tributos destinados a los fondos provinciales. “La decisión inconsulta del gobierno es una forma de apropiarse de dineros ajenos”, destacaron los 18 gobernadores peronistas reunidos el martes 20, quienes amenazaron con recurrir a la Corte Suprema de Justicia para reclamar esos fondos.

Macri volvió a comunicarse telefónicamente con Alberto Fernández este lunes 19. De acuerdo con la oposición, para consultarle sobre las medidas de emergencia y reclamar consejo sobre cómo seguir la transición. Según el oficialismo, para pedirle prudencia en sus declaraciones públicas sobre política económica. Ambas versiones coinciden en que habrá una convocatoria con los equipos técnicos de los seis candidatos presidenciales, ampliando lo anunciado por Brecha (véase “De salida”, 16-VIII-19). Mientras tanto, la preocupación por la situación argentina ya llegó a la cúpula del Fmi, que suspendió por al menos 15 días más la visita de monitoreo prevista para la semana que termina. El vocero del organismo, Gerry Rice, aclaró, en comunicación con el gobierno, la importancia de trabajar junto con la oposición para alcanzar las metas del acuerdo firmado. En ese sentido, tanto Fernández como Roberto Lavagna, el tercer candidato consagrado en las elecciones primarias, apuntaron a la necesidad de renegociar las metas planteadas con el Fmi. Propios y extraños avizoran ya una transición que convierta en historia al macrismo a partir del 10 de diciembre.

Por decir fútbol

Artículos relacionados

Un adiós a Diego Armando Maradona

Dios, el diablo y el pibe

Sociedad Suscriptores
Con Paula Bistagnino, sobre el Opus Dei

«Tienen un poder laico y civil cuyo alcance desconocemos»

REPRESIÓN, DERECHIZACIÓN Y POSIBILISMO EN ARGENTINA

Del trabajo a la casa y de la toma a la calle

Mundo Suscriptores
La acción humana detrás de la catástrofe climática

Argentina bajo fuego

Crisis y autoorganización en la provincia de Buenos Aires

Sin pan y sin tierra