Política Suscriptores
Negociaciones político-militares

El fallido plan de entrega

Gonzalo Fernández, José Bayardi y el Gral. Carlos Díaz en la asunción de este último como comandante en jefe del Ejército. Pedro Pandolfo

La fuga del coronel Gilberto Vázquez del Hospital Militar en junio de 2006 –que dio lugar a la formación del tribunal de honor– es una secuela de los intentos del entonces presidente, Tabaré Vázquez, y de su secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, de negociar con los terroristas de Estado la información que pudiera facilitar la ubicación de los restos de los detenidos desaparecidos. Así como no prosperó el pedido presidencial –formulado por intermedio de tres generales– para que los oficiales involucrados en delitos de la dictadura aportaran la información, también fracasó la intermediación «oficiosa» del secretario de Presidencia para que los que habían enterrado a los desaparecidos «entregaran algunos huesitos» a cambio de una solución jurídica. Igual resultado tuvieron las ges...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Usos políticos del episodio Gilberto Vázquez

La náusea, todas las náuseas

Política Suscriptores
Del coronel Vázquez al general Manini, una cadena de complicidades

Alto honor