Macri aumenta la presión para quedarse con áreas clave del gobierno de Milei: El gato y el león - Semanario Brecha
Edición 1983 Suscriptores
Macri aumenta la presión para quedarse con áreas clave del gobierno de Milei

El gato y el león

Las áreas de economía, seguridad e infraestructura del nuevo gobierno argentino podrían quedar en manos del macrismo, una de las facciones de la «casta» que el presidente electo ha prometido combatir. Buques insignia, como la dolarización inmediata, parecen quedar atrás.

Catorce millones de votos depositaron a Javier Milei en la casa de gobierno por los próximos cuatro años, con un discurso en el que sobresalieron las palabras libertad y casta. Una para enamorar a los votantes y la otra para enardecerlos y aglutinarlos contra ese enemigo común: los políticos de todos los partidos que han gobernado Argentina hasta ahora. El domingo 19, apenas conocido el contundente triunfo de Milei sobre Sergio Massa por una diferencia superior a los 3 millones de votos, el obelisco, en plena avenida Corrientes, se inundó de nuevos «descamisados», ahora reconvertidos en «leones». La alegría de esos votantes no reparó en el ingreso en esos momentos de Mauricio Macri y Patricia Bullrich al hotel Libertador, la sede de La Libertad Avanza (LLA). El expresidente fue a felicita...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

El rol de la violencia policial en el gobierno de Milei

Argentina: anatomía de la represión

Edición 1992 Suscriptores
El paro contra Milei y las negociaciones en el Congreso para aprobar la ley ómnibus

Prueba de fuego

La ley ómnibus de Milei y sus implicancias en el campo teatral argentino

La cultura como derecho

Edición 1991 Suscriptores
Milei presiona al Congreso y se acerca a las Fuerzas Armadas

Monopolizando el poder público