Críticas Suscriptores
libros. La movida, y después

Estás perdido, chaval

Yo fumo para olvidar que tú bebes, de Martín Casariego. Siruela Policíaca, Madrid, 2020. 250 págs.

Desde el título, esta novela de Martín Casariego (Madrid, 1962) delata su humor y su forma narrativa. Coloquial, suelta, entremezcla diálogos y descripciones urbanas o rurales, itinerarios de distinta índole –de cuidados policiales o de farra corrida– que discurren, básicamente, en Madrid y San Sebastián. La trama se mueve entre las precauciones que Max Lomas –protagonista y narrador– y su equipo toman para proteger a un profesor amenazado por la ETA en el País Vasco –Max trabaja como escolta en esos años de fines de los ochenta, cuando los etarras siembran bombas y cadáveres a discreción–, y las recorridas interminables por bares y discotecas madrileñas con Elsa, la rubia camarera de la que se enamoró a primera vista cuando esta le sirvió una copa en uno de esos recurrentes mostradores. ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
A 100 años de la muerte de Emilia Pardo Bazán

Aristócrata y feminista, una escritora olvidada