Mundo Suscriptores

La huella del fantasma en la carne

Con Sandino Núñez.

Sandino Núñez. Foto: Alejandro Arigón.

En 1848 se avisa que un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo; en 1917 el fantasma se encarna. ¿Ese fantasma encarnado sólo podía detener el vuelo y echarse a engordar?

Dicho así, las cosas asumen una forma apodíctica más bien extraña. Parecería haber algo que cambia dramáticamente (e incluso, se diría, hay algo “que cae”) en una idea cuando intenta realizarse, ocurrir en lo real. Pero convertir eso en ley, y desahuciar al movimiento político y social por comportar algo como una “degradación (o una caída) de la idea” es un exceso cuya etiología está en el idealismo del propio planteo de una exterioridad que separa el fantasma de la carne (una exterioridad que, para el caso, se mide en los 70 años que transcurren desde el Manifiesto a Petrogrado). Sabemos que no hay esas glo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Con Esteban Volkov Bronstein, nieto de Trotsky.

Rojo trosko