Política Suscriptores
Los sinsabores del fallo por el caso ANCAP.

La ñata contra el vidrio

El procesamiento sin prisión de Raúl Sendic por su gestión en Ancap y por el uso de las tarjetas corporativas fue objeto de diversas valoraciones en ámbitos políticos y judiciales. Las denuncias de la oposición se llevaron “el premio mayor” (la renuncia del vicepresidente y su procesamiento), pero fracasaron en su objetivo de señalar la supuesta corrupción generalizada en la gestión del ente. Otras causas contra la administración frenteamplista aún aguardan resolución judicial.

Oposición y Ancap. Dibujo: Ombú.

Raúl Sendic, procesado. Ese era el objetivo máximo que tenían los principales dirigentes de la oposición cuando se presentaron ante la justicia para denunciar presuntos ilícitos en la gestión de Ancap. Las revelaciones de la investigadora parlamentaria y el impacto mediático del millonario déficit registrado por el ente petrolero eran insumos importantes para albergar la esperanza de un resultado penal más contundente.

La presentación de la denuncia a primera hora de la tarde del 19 de abril de 2016 quedó marcada por la estética de las gabardinas utilizadas por los denunciantes para enfrentar la intensa lluvia que caía sobre Montevideo y por las carpetas con cientos de documentos sobre unos 14 hechos con apariencia ilícita detectados en la gestión del ente petrolero.

La denuncia incl...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados