La tensión (casi) permanente - Semanario Brecha
Brecha 30 años Suscriptores

La tensión (casi) permanente

En su número 1 Brecha se autodefinió como una publicación “independiente de izquierda”. Independiente de “todo poder económico, financiero y político” y ubicada en un espectro ideológico que por entonces estaba sometido a menos temporales y terremotos que los que lo azotarían en años posteriores. La definición se mantiene hasta ahora.

La pertenencia al espectro no hizo, sin embargo, que el semanario como tal se explicitara simpatizante de una fuerza política determinada, aunque muchos de sus primeros referentes militaban en el Frente Amplio o no dudaban en reconocerse como cercanos a él (el propio director Hugo Alfaro aludía en primera persona del plural a la coalición en muchas de sus notas). Dos opciones del primigenio Consejo Editor que coincidieron en el tiempo –la promoción de Danilo Astori, integrante del organismo conductor de Brecha, como candidato al Senado por todas las listas de la coalición,2 y el llamado sin equívocos a votar por el FA en las elecciones de 1989– provocaron los primeros revuelos entre redacción y dirección en relación con los vínculos con esa organización política. “Los jóvenes considerábamo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2004 Suscriptores
Las inversiones de las empresas públicas en el actual período de gobierno

Se enfrían

Edición 2004 Suscriptores
Mario Bergara renunció a la pretensión de ser el presidenciable del FA

La fuerza de los dos polos

Edición 2004 Suscriptores
El MI no le respondió al Senado sobre la actuación de Capretti en el caso Astesiano

Si pasa, pasa

Edición 2004 Suscriptores
Uruguay batió un récord en la importación del principio activo de la Ritalina en 2023

Quédese quieto

Edición 2004 Suscriptores
Con Karina Batthyány, sobre el Sistema Nacional de Cuidados

«No solo no se avanzó, se retrocedió»