Mundo Suscriptores
Las elecciones en Madrid y la derrota progresista

Batacazos

Luego que el PP ganara con comodidad y Vox superara a Podemos en los barrios populares, Pablo Iglesias dejó la política partidaria. España parece cada vez más lejos de aquellos deseos de cambio que alumbraron el 15M. ¿En qué falló la izquierda?

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, y el líder del PP, Pablo Casado, saludan a simpatizantes en la sede del PP, que obtuvo la victoria en las elecciones regionales de Madrid del 4 de mayo Afp, Pierre Philippe Marcou

Batacazo tiene, en España, una connotación contraria a la que tiene en el Río de la Plata. El batacazo peninsular habla de un fracaso rotundo. En las elecciones autonómicas madrileñas del martes 4 dos partidos sufrieron ese tipo de batacazo: el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que redujo su representación en la Asamblea de Madrid en un tercio, y Ciudadanos, aquella formación política que hace unos años fue promovida por sectores «modernos» del empresariado como un «Podemos de derecha», que conoció una efímera primavera y ahora se quedó sin ningún cargo en el parlamento madrileño después de haber sido casi borrada del mapa en Cataluña, la región en que nació. El batacazo en sentido rioplatense lo dio, sobre todo, Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, represen...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

El indulto a los presos políticos catalanes

Tiempos de deshielo

Lo que hay detrás de la crisis migratoria en Ceuta

Moneda de cambio

Fuera del gobierno, Pablo Iglesias apunta a la capital

La batalla de Madrid

La turbulencia política española tras la operación de Murcia

No contaban con mi astucia