Política Suscriptores

Las otras víctimas

Son hijos de represores, pero repudiaron a sus padres, al punto de denunciarlos públicamente y hasta cambiarse de apellido. Existen en Argentina. En Uruguay se sigue esperando el día en que aparezca alguno.

Luis Alberto Quijano. Su testimonio fue decisivo en el juicio contra su padre / Foto: Ministerio De Justicia y Derechos Humanos, Argentina

Tal vez no era la única o el único en su situación, pero en la marcha de la semana pasada en Buenos Aires contra el “dos por uno”1, Mariana D se sintió rara. Pedía lo mismo que el otro medio millón de personas que llenaron Avenida de Mayo y sus aledaños: que los genocidas que mataron a tantos hace cuatro décadas se pudran en la cárcel. Pero ella tenía una excepcionalidad: es hija de un milico, para peor uno de los más conocidos. Una segunda excepcionalidad fue la que la hizo estar presente en la manifestación: que a su padre lo repudió, al extremo de lograr que en 2016 la justicia le cambiara el apellido.

“Permanentemente cuestionada y habiendo sufrido innumerables dificultades a causa de acarrear el apellido que solicito sea suprimido, resulta su historia repugnante a la suscrita, sinó...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Releyendo Las venas abiertas de América Latina

¿Cincuenta años de qué?

Críticas Suscriptores
Compilación de artículos de Lorrie Moore

La crítica como una forma de autobiografía

Sociedad Suscriptores
Consejos de salarios: recuperación salarial o profundización del modelo

Cartas marcadas

Sociedad Suscriptores
La muerte y la pandemia: con la psicóloga Graciela Loarche

Cambio de identidad