Los asesinatos de militantes sociales en América Latina

Peligro de muerte

El asesinato de la hondureña Berta Cáceres es uno de los más emblemáticos de los últimos años en América Latina. Su militancia contra una represa le costó la vida. Un reciente informe de expertos indica que fue asesinada a pedido de la empresa titular de la hidroeléctrica / FOTO: AFP, ORLANDO SIERRA

Tal vez haya sido porque ocurrió en una urbe, una de las más populosas de América Latina, que el asesinato de Marielle Franco conmovió y movilizó a tanta gente, dentro y fuera de Brasil. Tal vez haya sido porque la víctima había logrado salir del anonimato que supone la pobreza. Lo cierto es que cientos de militantes y dirigentes sociales son asesinados cada año en América Latina, pero en casi total silencio y cada vez son más. En 2017, 212 militantes sociales y de derechos humanos fueron asesinados en Latinoamérica, un 68 por ciento del total mundial, según la ONG Front Line Defenders. Quienes mueren defendiendo el derecho a la tierra, al agua limpia, a la protección de la naturaleza, a su cultura, al trabajo, a existir sin ser violentado o discriminado, no pueden esperar que se haga justicia. La mayoría de las veces sus asesinos permanecen impunes.

Marielle Franco

Alberto Acosta: asesinado el 1 de julio de 2017.

‎Massar Ba: apaleado a muerte el 7 de marzo de 2016

Diana Sacayan: apuñalada el 11 de octubre de 2015

Antonio María Vargas Madrid, víctima de la guerra por la coca

Isidro Baldenegro: asesinado el 15 de enero de 2017

‎El caso de Nilce Magalháes de Souza, «Nicinha»

El caso de Silvino Zapata‎

Carlos Maaz Coc y la lucha por la protección del agua en Guatemala‎

Artículos relacionados

El juicio contra los autores intelectuales del crimen de Berta Cáceres

Al descubierto

Condenas por el asesinato de Berta Cáceres

Pedazos de justicia

Con Olivia Zúñiga Cáceres, hija de Berta Cáceres, la líder ambientalista asesinada

La empresa que la mató