Sociedad Suscriptores

Qué calidad

Sobre “Del ferrocarril al tango”, de Aldo Mazzucchelli.

Héctor Scarone enfrenta la salida de Gejus Vab der Meulen, arquero de Holanda. Semifinal del Campeonato Mundial de Fútbol organizado por FIFA durante las VIII Olimpíadas. París, 6 de junio de 1924 / Foto: KNBV

“Sé que la conciencia futbolística contemporánea considera esto imposible”, amenaza desde el pique el autor de este ensayo sobre la creación del mejor fútbol del mundo de los años locos y, hundiéndose con una devoción parejamente inverosímil en el material histórico, disuelve la coartada del milagro en la belleza de la explicación.

Cómo les gustaba
la palabra “calidad”. Había que aguantarlos, con sus bigotes plateados y sus
boinas con visera. Ellos sí habían habitado el país más culto de Sudamérica,
cuando Montevideo hervía de fábricas y las comparsas todavía salían del
Mediomundo.

En sus tiempos Uruguay sí iba a los mundiales. Incluso los ganaba.
Después vino el derrumbe y, por lo visto, lo que nos tocaba a los que entre
esas ruinas nos daba por ser jóvenes era deslizarnos por la p...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
El negocio de los contratistas.

Los mercaderes del fútbol

Sociedad Suscriptores
Con la periodista y relatora de fútbol Patricia Pujol.

“El fútbol femenino tiene la oportunidad de no hacer lo que hace mal el masculino”