Cultura Suscriptores
A propósito del libro “Arquitecturas ausentes de Montevideo”.

Superar la mirada nostálgica

Sin pretender caer en que todo tiempo pasado fue mejor, un libro del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio busca hacer reflexionar acerca de la ciudad que queremos, identificando lo que ha perdido y lo que ha ganado Montevideo a nivel edilicio de modo de reconocer valores que es necesario cuidar. Imágenes de una ciudad que ya no es.

Estación de servicio de Ancap y florería Tarino, obra del arquitecto Lorente Escudero, en 18 de Julio y Arenal Grande. Años treinta / Foto: Archivo Ancap

Cuando Pocitos era bajo, cuando 18 de Julio parecía una avenida parisina (con sus ornamentadas fachadas, el característico revoque símil piedra y las imponentes mansardas), cuando había un cine en cada barrio, cuando todavía existía La Giralda. Lo primero que puede atraer de Arquitecturas ausentes de Montevideo es la evocación del fastuoso pasado edilicio de esta ciudad que adoptó el cosmopolitismo como signo de identidad.

Sin embargo, ese no es el sentido que sus autores quisieron darle a la publicación. Y sí el de trascender la nostalgia y avanzar en una reflexión, pendiente en el país, que busca fijar una armonía posible entre progreso material y legado cultural, y que intenta advertir sobre la pérdida patrimonial (también en términos económicos) de una sustitución edilicia no planif...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
Rafael Alberti y Uruguay

La red interminable

Sociedad Suscriptores
Con la arquitecta Laura Alemán, sobre el espacio que habitamos.

La niña y la cicatriz

Sociedad Suscriptores
La revisión del Costa Plan y las megatorres planeadas para la zona.

El límite es el cielo